Horario: Lunes a viernes 8.00 a 19.00hs
(+54 11) 3221 - 8900 > Op 2: Turnos > Op 4: UOC

INFORMACIÓN MÉDICA

SOBRE EL CÁNCER DE PIEL

EL CÁNCER DE PIEL ES EL CÁNCER MÁS FRECUENTE DEL SER HUMANO.

Se produce debido a diferentes factores de riesgo. Se Incluyen dentro de ellos: factores que son propios del paciente (etnia y fototipo, factores genéticos , enfermedades preexistentes, causas de inmunosupresión) o bien ambientales.

El principal factor de riesgo ambiental es la exposición a la radiación solar. Puede deberse a causas ocupacionales (trabajadores rurales, otras ocupaciones al aire libre) o bien por el cambio de hábitos recreacionales (deportes al aire libre, hábitos solariegos en la playa).

Encontramos otros factores ambientales (químicos: exposición a arsénico e hidrocarburos aromáticos; físicos : exposición a radiaciones por uso de camas solares).

La suma de los factores mencionados y en forma particular en nuestro país , la cercanía al agujero de ozono ha aumentado la incidencia de cáncer de piel en los últimos años.

El proceso de carcinogénesis se inicia con la exposición al carcinógeno, el daño del ADN (ácido desoxirribonucleicos) y la falla en la reparación de éste.

CONCEPTO DE CAMPO DE CANCERIZACIÓN

La exposición solar es uno de los principales factores carcinogénicos. Esa exposición afecta un “área”.

Dicha “área” se llama campo de cancerización. Es allí donde se producen alteraciones genéticas debido a un efecto cancerígeno local. Los cambios que se generan en el ADN pueden eventualmente propiciar la transformación maligna de las células de esa área.

Entre los cambios que se generan en la piel fotoexpuesta pueden aparecer lesiones precancerosas que se llaman “queratosis actínicas”. Las queratosis actínicas tiene un riesgo aumentado de transformación maligna a cáncer de piel. Es por eso que se recomienda tratamiento en función de la evaluación de su especialista.

TIPOS DE CÁNCER DE PIEL

CLASIFICAMOS EN DOS GRANDES GRUPOS AL CÁNCER DE PIEL.
  •   Encontramos el cáncer de piel que deriva de los queratinocitos:  el carcinoma basocelular y el carcinoma espinocelular.
  •   También encontramos  el cáncer de piel que deriva de otras células de la piel que son los melanocitos, (presentes en los nevos o “lunares”), conocido como cáncer de piel melanoma.
TUMORES MENOS FRECUENTES

Existen también otros tumores menos frecuentes (carcinoma sebáceo, carcinoma de células de Merkel, linfomas, dermatofibrosarcoma protuberans, angiosarcomas y otros).

Carcinoma basocelular

El carcinoma basocelular es el cáncer más frecuente del ser humano. Está relacionado con factores genéticos y ambientales . Uno de sus principales desencadenantes es la exposición a la radiación ultravioleta de forma intensa y breve.

Es  muy frecuente su localización en sitios expuestos pudiendo afectar órganos nobles como nariz, párpados, labios, y orejas. El diagnóstico se confirma con la biopsia de piel. Un diagnóstico precoz permite un tratamiento oportuno.

El especialista le indicará el tratamiento más adecuado para su caso.

Carcinoma espinocelular

El carcinoma espinocelular  constituye junto con el carcinoma basocelular el cáncer  más frecuente. Ha aumentado su incidencia debido al daño solar crónico, y a causas de inmunosupresión.

El carcinoma espinocelular representa un amplio espectro de enfermedades que varían desde cánceres con invasión superficial hasta tumores infiltrativos.La presentación clínica puede ser variable a pesar de las lesiones típicas que se identifican con facilidad. El diagnóstico se confirma con la biopsia de piel. Luego el especialista le indicará el tratamiento más apropiado para su caso.

Melanoma

El melanoma ha aumentado su incidencia en las últimas décadas .

Se asocia a antecedentes de quemaduras solares o de intensa exposición al sol, ojos azules o verdes, pieles claras, nevos atípicos, antecedentes familiares de melanoma. Puede originarse de un “lunar” preexistente o de piel sana.

La localización más frecuente es la espalda varones  y miembros inferiores y tronco en las mujeres.

Ante una lesión sospechosa debe consultar de inmediato con su especialista que le indicará los pasos a seguir.

Sigue una evolución variable. Se puede curar con cirugía si se lo diagnostica y trata en un estadio temprano .

Recomendamos el control de nevos en forma rutinaria para el diagnóstico precoz de cualquier lesión sospechosa.

PREVENCIÓN

DIAGNÓSTICO

TRATAMIENTO